IMPORTANTE

Esta información en ningún momento sustituye la consulta profesional. La publicamos en el entendimiento de que no será interpretada como consejo médico o profesional. Toda la información brindada necesita ser revisada cuidadosamente por usted y su médico.

lunes, 30 de julio de 2012


*Infarto: Se denomina infarto a la necrosis isquémica de un órgano (muerte de un tejido), generalmente por obstrucción de las arterias que lo irrigan, ya sea por elementos dentro de la luz del vaso, por ejemplo placas de ateroma, o por elementos externos (tumores que comprimen el vaso, por torsión de un órgano, hernia de un órgano a través de un orificio natural o patológico, etc.).
Los infartos pueden producirse en cualquier órgano o músculo, pero los más frecuentes se presentan:
*En el corazón (infarto agudo de miocardio),
*En el cerebro (accidente vascular encefálico),
*En el intestino (infarto intestinal mesentérico) o
*En el riñón (infartación renal).
Los infartos provocados por el sistema venoso generalmente se presentan sólo en órganos blandos, como los pulmones, el intestino, los ovarios, los testículos, las piernas, los brazos, etc., y los infartos producidos en el trayecto arterial ocurren en órganos sólidos como el corazón, los riñones, el bazo, el hígado, etc.
En el lenguaje coloquial, cuando se menciona la palabra infarto sin mencionar a qué órgano se refiere, se da por entendido que se trata de un infarto agudo de miocardio.



No hay comentarios:

Publicar un comentario